Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

3.5.11

Mujer de cabaret (1991)

Posted by Marcel |

Dejamos a un lado las películas con títulos por S pero retomamos el cine hablado en nuestro idioma con esta joya mexicana con aire a telenovela. La película es todo un cúmulo de despropósitos, pero al mismo tiempo es como ver un choque con muertos, simplemente no hay forma de dejar de verla.


Cuando les digo que es un cúmulo de despropósitos es porque para empezar, el argumento se sostiene en torno a una mujer que es enviada a prisión injustamente y que debe buscar la manera de probar su inocencia. Hasta allí nada del otro mundo, seguramente habrá decenas de películas basadas en una temática similar; mi problema es que esta mujer, Alicia Conde (Maribel Guardia), es condenada solamente porque el asesino plantó el arma homicida en su cartera y por lo visto a la policía no le importó que ella tuviese una coartada (se encontraba haciendo su show en ese instante) o que la cinta de seguridad hubiese desaparecido cuando a ese cuarto solamente tenían acceso el muerto y la persona que realmente lo mató.


Pero como les decía, no pude dejar de verla y me dejé llevar por el ritmo de "Llorando se fue" y "Devórame otra vez", sumergiéndome en un mundo donde las reclusas usan pantimedias y donde una golpiza puede hacer que la víctima se haga adicta a la morfina.

Tal vez no se note mucho en la imagen, pero la de la derecha lleva pantimedias.

Oh, la golpiza... Resulta ser que a la más mala del penal le hacen creer que la pobre Alicia es una soplona y ésta en venganza junto a su pandilla le da una paliza a la protagonista para que sepa con quiénes se está metiendo. Tras dicho ataque Alicia queda en una condición bastante crítica, pero se recupera milagrosamente en un par de días, quedándole como única secuela una severa adicción a la morfina.


Y cuando creía que la situación no podía tornarse más surreal aún, al libretista no se le ocurrió mejor manera de desenmarañar la situación que con un giro tan inesperado como absurdo: la directora de la cárcel le permite a Alicia abandonar la prisión de forma clandestina para que ella pueda desenmascarar al verdadero asesino y entregarlo a las autoridades. Todo eso porque Alicia le salvó la vida durante durante una reyerta, normal ¿eh?

Si bien les he hablado solamente de Alicia, la película cuenta con otros personajes muy interesantes; siendo mi favorito el interpretado por Hugo Stiglitz, que si bien participa solamente en el primer tercio de la cinta, es tiempo suficiente para verlo perder los estribos y golpear a una mujer.


También está Octavio, el esposo de Alicia, un ludópata que vive con el sueño de un dinero que nunca llega mientras es consumido por la vorágine de su vicio; Elena, la compañera de Stiglitz hasta que Alicia apareciera en ese cabaret y la hiciera pasar a un segundo plano; y Gastón, la ex-pareja de Elena y empleado del local, que ahora, es despreciado por la mujer que una vez lo amó pero que prefiero los millones de Don Lalo (Stiglitz).

Gastón dándole su merecido a Elena

¿Motivos para ver Mujer de cabaret?

  • Maribel Guardia, que está buenísima
  • La lambada
  • Hugo Stiglitz, aunque su papel sea relativamente pequeño
  • Si eres fan de las películas sobre mujeres en prisión.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe