Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

30.10.10

Intrépidos Punks (1980)

Publicado por Marcel |

Ya era hora de que en este blog le dedicásemos unas líneas a esta película de culto que lleva por nombre Intrépidos Punks, dirigida por Francisco Guerrero y protagonizada entre otros por El Fantasma y la Princesa Lea. Mucho tiempo antes de verla ya sabía de su existencia gracias a reseñas que había leído en páginas de contenido similar y en ellas la pintaban como una auténtica joya del cine de bajo presupuesto.



Los diálogos son del estilo de aquellas memorables líneas presentes en El Violador Infernal (en donde también participa la mencionada Princesa Lea), y si por si acaso no me creen, les citaré dos casos concretos.

- ¿Qué pasó? Qué milagro, preciosa fierecita. ¿Qué, vienes en busca de placeres sexuales? ¿O qué, vienes también en plan de negocios?
- Claro que vengo a eso, tuerto.
- Muy bien. Vamos a ver de qué se trata. Seguramente vienes a venderme algún coche robado o alhajas, o a lo mejor... Me vas a regalar a las tres preciosas muñequitas. O tal vez quieras...
- Cállate imbécil.
- No te calientes, fierecita. Déjame ver, ¿quieres coca, mota, a lo mejor heroína? No ya sé, se me hace que quieres revólveres o metralletas o acaso explosivos.
- Sí, eso, armas.


Les presento al tuerto.

Más tarde, durante un juego de cartas entre cuatro amigotas esposas de oficiales de una cárcel:



- Ha de ser bonito una orgía, ¿verdad, muchachas?
 - ¡Ay sí! Una vez fui a una. Gerardo me dijo que se iba de viaje, me invitaron y fui.
- Oye, ¿cómo te fue en la orgía?
- Qué te cuento... Ya pedía esquina. Todos contra todas. Quedé desecha.


La historia va más o menos sobre lo siguiente: una banda de punks (intrépidos ellos) organiza una serie de asaltos para acumular el capital necesario que le permita liberar a su líder, Tarzán. Lo consiguen y continúan cometiendo más fechorías, ¿o acaso creían que iban a regenerarse? A partir de ahí siguen sembrando el terror entre los habitantes del lugar y tres policías son asignados al caso para detener a Tarzán y sus secuaces cuanto antes.

Y ahora que me detengo a pensarlo, sería injusto limitar la reseña de Intrépidos Punks a una sinopsis de su argumento. Porque esta película simplemente va más allá, en primer lugar la pinta de los punks ya la hacen una must see; lucen como una mezcla de The Cure con Soda Stereo de los años '80.



Después tenemos las situaciones ya ejemplificadas en líneas anteriores con esos diálogos. Ni hablar del momento en que violan a las citadas amigotas jugadoras de cartas y de la nada aparece la banda Three Souls in my Mind tocando el tema musical de la película, el cual por cierto suena una y otra vez hasta quedarse incrustado en el subsconciente del indefenso espectador. De todas formas es buenísimo, aquí lo tienen para que se den el gusto de oírlo.



Además, a pesar de sus disfraces, las señoritas de esta película son bastante agradables a la vista y para muestra comparto con ustedes la delantera de Fiera, el personaje interpretado por la Princesa Lea, aunque debo agregar que donde realmente destaca es en la retaguardia.


Otras cosas merecedoras de ser contadas son por ejemplo los juegos entre los punks, al más puro estilo de esas películas post-apocalípticas que se desarrollan en un mundo sin ley, en donde destacan los combates con cadenas para posteriormente embriagarse y dar paso a orgías y hasta a la ruleta rusa. También hay una pequeña dosis de gore:



No podía esperarse otra cosa de unos punks tan malos que son nazis:


Y todos ellos comandados por la gran Fiera:



En conclusión, si no la han visto háganlo, estamos hablando de una película prácticamente perfecta.


Aunque sea el fin, queremos "Rok"

2 comentarios :

Gorevision dijo...

una obra de arte...y su secuela "La venganza de los punks" tambien merece ser vista!

Rockalbor dijo...

Una auténtica anti-joya. La he visto muchas veces en Youtube y no me canso de verla.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...