Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

15.7.18

Hell-ephone (2008)

Publicado por Marcel |

Retomamos la actividad con una película de bajo presupuesto con dirección y guión de George Bonilla. Se trata de una producción que combina la clásica historia policial con el slasher, que a pesar de sus imperfecciones me hizo pasar un rato entretenido y me pareció carne de este blog.


Hell-ephone inicia con un asesino en serie conocido como "El monstruo marino" (Michael S. Shouse) mientras comete el que a la postre será su último crimen antes de ser capturado por el detective Mike Stone (Billy W. Blackwell). Posteriormente presenciamos la ejecución en la silla eléctrica de este criminal que solo pareciera albergar buenos sentimientos para su madre (Mary Bondurant), pero se niega a mostrar arrepentimiento alguno sobre los actos cometidos y solo piensa en volver desde el más allá y vengarse de todos los que le han hecho daño a él o lastimen a su madre.


Todo esto ocurre bastante rápido, dentro de los primeros 25 minutos de la película, a partir de ese punto el ritmo baja un poco y el director nos presenta el segundo aspecto que da vida a esta historia: un grupo de estudiantes y el peculiar juego que llevan a cabo bajo la tutela de uno de sus profesores. El juego consiste en revisar las listas de fallecidos, averiguar todos los detalles de sus vidas y después llamar durante el funeral a alguno de sus allegados haciéndose pasar por el fallecido como si este los estuviera llamando desde el más allá.


En un principio esto no sería más que una broma de mal gusto, pero todo se complica cuando deciden llamar a la mamá de "El Monstruo marino" y la señora muere en el acto a consecuencia del tremendo susto que le causa volver a oír a su difunto hijo.


En el velorio se encontraban presentes los detectives Stone y Tony Fusco (Frank Santoroski), quienes al instante ordenan que sea rastreado el número del que provino esa llamada, pero el equipo de estudiantes del profesor Goldman (Ari Lehman), alias "The Circuit Maker", parece haber hecho bien sus deberes y no puede ser localizado.


En este punto de la reseña es bueno agregar algo más de información sobre Ari Lehman. Si bien su personaje no tiene tantos minutos en pantalla como otros actores de Hell-ephone, es importante señalar que el actor que da vida a este profesor algo desequilibrado fue en su día el encargado de interpretar a un joven Jason en la primera de las películas de Viernes 13. Luego de su breve participación en esa popular película se apartó del mundo del cine y se dedicó a estudiar música, pero desde 2006 está de vuelta y ha participado en un buen número de producciones de bajo presupuesto como esta.

Este sábado hablaremos de L'uomo puma o The Pumaman, como es más conocida internacionalmente. Esta producción italiana dirigida por Alberto De Martino fue filmada en Londres y cuenta con un reparto internacional; en el papel suena como cine serio pero el 2.2/10 que tiene en IMDb la delata y nos augura una experiencia prometedora.


The Pumaman inicia con una imponente nave espacial que visita nuestro planeta, sobrevuela la zona donde se halla Stonehenge y allí deposita una máscara de oro. La voz en off de un extraterrestre nos anuncia que la máscara será protegida por su hijo, el primer hombre puma, un hombre-dios bendecido con los infinitos poderes del puma y cuyos hijos y los hijos de sus hijos heredarán esos poderes y continuarán con su misión.


En la siguiente escena conocemos al malo de esta historia, digno de un villano de alguna película de James Bond por sus atuendos y deseos de dominación mundial. Además se hace llamar Kobras a secas para completar los clichés de este personaje. Kobras es interpretado por Donald Pleasence y de algún modo que no nos es revelado ha logrado adueñarse de esta máscara y ha contratado a Jane Dobson (Sydne Rome) para interpretar las escrituras que en ella están grabadas.


Jane le cuenta más o menos lo mismo que sabemos nosotros desde la primera escena y se muestra muy emocionada ante este hallazgo que demostraría el contacto extraterrestre con la raza humana. Sin embargo Kobras no lo ve así, tras descubrir que la máscara se encuentra protegida por el hombre puma decide que la única solución posible es asesinar a este guardián para así poder usar la máscara a su antojo.

El rostro de la inocencia, no se imagina lo que viene.

¿Pero cómo ubicarlo? Lo único que saben es que es un estadounidense, hijo de un médico y que sus padres fallecieron en un accidente aéreo. Pues muy fácil, localizan hombres que encajen con ese perfil y los arrojan desde un piso alto, si mueren no era el que buscaban, pero si en cambio vuela y se salva, lo siguiente es asesinarlo.


Aunque Kobras no es el único tras la pista del elegido, un chamán azteca ha llegado a la universidad donde sospecha que él trabaja y tras observarlo un rato decide ponerlo a prueba. ¿El método? No estamos para perder tiempo, lo arroja desde el tercer piso y, afortunadamente para el paleontólogo Tony Farms (Walter George Alton), sobrevive ileso.


En este punto no puedo pasar por el alto el hecho de que por alguna razón este chamán azteca al que da vida Miguel Ángel Fuentes dice venir de los Andes y tiene nombre de futbolista brasilero: Vadinho.


Por supuesto en un primer momento nuestro protagonista se muestra escéptico y considera que Vadinho está loco, pero las circunstancias lo obligan a creer toda la historia y finalmente accede a ponerse el cinturón del Pumaman, el cual le conferirá todos los poderes propios de un puma: una excelente visión nocturna y la capacidad de... volar. Por qué mejor no hicieron una película sobre las aventuras de un hombre búho es algo que tendrían que responder Alberto De Martino y Massimo De Rita como responsables del guión.


26.5.18

The Body Shop (1972)

Publicado por Marcel |

El día de hoy hablaremos de otra película estrenada ene el año 1972. Se trata de The Body Shop, una de las dos películas que dirigió J.G. Patterson Jr., que también puede conseguirse en algunas ediciones bajo el título de Doctor Gore. Además de dirigirla, Patterson estuvo a cargo de la producción, el guión, el maquillaje, los efectos especiales e interpretó al protagonista de esta historia.


El argumento de The Body Shop no es ninguna novedad, digamos que se trata de un enfoque romántico de la clásica historia de Frankenstein. El doctor Don Brandon (J.G. Patterson Jr.) ha sufrido recientemente el fallecimiento de su esposa y se niega a aceptar su pérdida. En consecuencia le dice a su fiel y jorobado ayudante, que para evitar más clichés no se llama Igor sino Greg (Roy Mehaffey), que si lo ayuda con su proyecto él a cambio lo convertirá en un ser humano de aspecto normal. Lo de siempre.


A partir de ahí vemos al doctor Brandon recurrir a la hipnopsis para capturar lindas jovencitas y llevarlas a su laboratorio. A todas ellas las desmembra y de cada una toma la parte que sobresale en belleza y la reserva para la construcción de su futura pareja, la próxima Anitra.


Nuestro protagonista es tan desequilibrado como excelente cirujano y científico, por lo que no es ningún problema ensamblar a la que será la substituta de su difunta esposa. La piedra de traba es el punto de administrarle la suficiente potencia eléctrica para insuflarle de nuevo la vida a ese cuerpo inanimado, pero ese paso resulta exitoso y vemos a Anitra (Jenny Driggers) abrir los ojos.

22.5.18

La noche de los mil gatos (1972)

Publicado por Marcel |

El día de hoy hablaremos de una no tan conocida producción mexicana titulada La noche de los mil gatos, de René Cardona Jr., con el papel principal a cargo de Hugo Stiglitz en un personaje del mismo nombre.


La trama podría resumirse fácilmente como que un enigmático hombre sobrevuela en su helicóptero una ciudad mexicana y en sus recorridos acecha a hermosas mujeres que se encuentran en las terrazas y patios de sus viviendas. La sorpresa es que ninguna de estas mujeres huye despavorida ante el acoso de este extraño sino que eventualmente todas ellas acceden a salir con él e ir a su casa. Hasta una mujer casada (Anjanette Comer) y con una hija se va con él.


Precisamente la escena inicial no incluye el que pasará a ser el modus operandi habitual del protagonista, sino que en ella Hugo pasea en lancha con una amiga psiquiatra (Bárbara Angely) y sirve como vehículo para descubrir más del pasado de nuestro atormentado casanova. Sin explicar los motivos que lo llevaron a esa situación, Hugo cuenta que hasta los  6 años de edad estuvo recibiendo terapia de electroshock hasta que sus padres fallecieron y él fue rescatado por su abuelo, quien se oponía a dichos métodos. Años más tarde fue su abuelo quien murió y quedó a solas en el viejo caserón de la familia con el sirviente Dorgo (Gerardo Zepeda) como única compañía.


Con eso sabemos que Hugo es un hombre profundamente perturbado (eso y el detalle de matar a su amiga psiquiatra al ratico de contarle la historia de su vida) que, quizás motivado por un viejo trauma relacionado con su madre, descarga toda su frustración en las mujeres que conquista.


Una vez que empieza a llevar sus citas al viejo castillo descubrimos qué hace exactamente con ellas después de tener sexo y aburrirse de su presencia. No solo las mata sino que guarda sus cabezas en jarras con formol y el resto del cuerpo lo arroja como alimento al corral donde encierra a los mil gatos del título.

17.4.18

Mom (1991)

Publicado por Marcel |

Después de un tiempo de ausencia retomamos la actividad en este blog con esta no tan conocida película de terror con toques de comedia negra. Se trata de Mom, el que fuera el único trabajo como director de Patrick Rand, quien también corrió a cargo del guión de esta película.


La ciudad de Los Ángeles se ha visto afectada  por una ola de horribles asesinatos en los que las víctimas aparecen mutiladas y las autoridades no tienen idea de quién podría estar detrás de estos ataques. Uno de los reporteros encargados de cubrir el caso es Clay Dwyer (Mark Thomas Miller), un hombre de unos 30 años que acaba de recibir la noticia de que va a ser papá y que la tensión que afecta la ciudad no le impide visitar a su madre en Navidad.


¿Pero cómo esa dulce viejecilla pasó de lucir así a verse de esta manera?


Todo empezó con la visita de un invidente llamado Nestor Duvalier (Brion James), quien se presentó en su casa para ocupar la habitación que Emily Dwyer (Jeanne Bates) estaba rentando. De forma accidental Emily pronto descubre que Nestor en realidad no es ciego sino que usa ese disfraz para ocultar sus espeluznantes ojos amarillos. Y él, al ver que había sido descubierto, ataca a Emily y la convierte en una criatura similar.


En ningún momento explican por qué Nestor a sus otras víctimas solo las mata y devora mientras que a Emily la convierte en alguien como él, pero es el detalle necesario para que Mom pudiera existir. Clay empieza a sospechar que algo anda mal desde el momento en el que su mamá no atiende las llamadas telefónicas y es recibido por Nestor, quien le indica que su madre está enferma pero que él se está encargando de atenderla.

Y qué mejor forma de atenderla que dándole de comer.

La siguiente noche Clay ve a su madre tomar un taxi junto a Nestor y decide seguirlos. El paseo lo lleva a una mala zona de la ciudad y ve a la pareja adentrarse en un callejón en donde recogen a un indigente con la excusa de llevarlo a cenar. Tras la comida los tres caminan de regreso al punto de partida pero uno de ellos nunca llegará, ya que es devorado por Nestor y Emily mientras Clay presencia todo desde su escondite.

Sin darle más largas al asunto, Clay confronta de inmediato a su madre y a ella no le queda más remedio que admitir todo. Ya de regreso en la casa Nestor,por lo visto más acostumbrado a su condición, no le da mayor importancia al asunto e incluso se burla del profundo estado de conmoción en el que se encuentra el hijo. Pero Clay está decidido a atacar al hombre que le hizo eso a su madre aunque resulta evidente que su fuerza es nada en comparación con la de su adversario.

5.1.18

El cafre (1986)

Publicado por Marcel |

Si bien en este blog predominan las películas de terror y ciencia ficción, el día de hoy reseñaremos una película mexicana de carretera que viene a ser una combinación de acción y drama. Se trata de El cafre, dirigida por Gilberto Gazcón y con Joaquín Cordero en el papel principal. Fue filmada en 1983 pero no estrenada hasta 1986 según indica el libro Cartelera cinematográfica, 1980-1989 de María Luisa Amador y Jorge Ayala Blanco.


El cafre vendría a ser como la versión mexicana de Sorcerer (película que tal vez recuerden por su título en español, El salario del miedo, y que a su vez es versión de una película francesa de Henri-Georges Clouzot), al menos en lo que a la idea general se refiere. Pedro Rojas (Joaquín Cordero) es un camionero que necesita urgentemente 250 mil pesos para poder pagar la hipoteca de su casa o de contrario la perderá, su amigo Don Matías (Miguel Manzano) apenas ha podido conseguirle 90 mil, pero tiene un contacto que necesita llevar una carga ilegal desde la frontera hasta ciudad de México y le pagaría 400 mil pesos por el trabajo.


Pedro Rojas se niega tajantemente pensando que se trata de droga. Aunque después le explican que es un compuesto químico a base de nitrato que no tiene permiso de importación y que requieren en un laboratorio de la capital mexicana. La necesidad puede más que la prudencia y finalmente accede a transportarlo en su camión.


En el viaje lo acompañará el ingeniero químico Carlos Cuenca (Ramiro Oliveros), quien se encargará de supervisar en todo momento que la presión y la temperatura del compuesto estén dentro del rango permitido. En un primer momento nuestro protagonista no es informado sobre los detalles al respecto, pero más adelante en la historia sabremos que el compuesto en cuestión es GCN323, conocido bajo el divertido nombre de gelatinita, y que generaría una gran explosión que arrasaría con todo en 10 km a la redonda si la temperatura del contenedor supera los 20 grados centígrados.

¿Y qué creen? El sistema de refrigeración empieza a fallar una vez que ya han transcurrido un buen trecho y nuestros protagonistas deben improvisar con bolsas de hielo que se derriten rápidamente debido a las altas temperaturas del desierto.


3.1.18

The Devil's Rain (1975)

Publicado por Marcel |

Dejamos a un lado el cine de vampiros para hablar de esta peculiar producción de bajo presupuesto sobre satanismo que de algún modo logró reunir un reparto de actores de renombre: Ernest Borgnine, William Shatner, Ida Lupino y Tom Skerritt.


El director Robert Fuest no nos da tiempo de acomodarnos en nuestros asientos porque la acción en The Devil's Rain comienza desde el primer minuto en una noche lluviosa con la angustia de la señora Preston (Ida Lupino) por un mal presentimiento que ha tenido respecto al paradero de su esposo Steve. Su hijo Mark (William Shatner), con la ayuda del cuidador de la casa, intenta tranquilizarla haciéndole ver que todo lo que ella está diciendo no son más que supercherías y que seguramente su papá volverá al hogar una vez escampe.


Lo poco que haya podido calmarla se pierde de un plumazo en el instante que llama a la puerta el tan esperado Steve (George Sawaya) y lo encuentran sin ojos y con el rostro derritiéndose mientras habla sobre un libro que ellos deben devolver a un tal Corbis.


Mark sale de la calle a toda velocidad a ver si encuentra alguna pista en torno a esta escalofriante figura con el aspecto de su padre, pero debe devolverse al poco tiempo tras oír los fuertes alaridos de su madre y el cuidador. Sin embargo, ya es demasiado tarde cuando regresa a su casa y encuentra a John (Woody Chambliss) torturado y amarrado y de su mamá no hay rastro alguno.


Ante este nuevo giro de los acontecimientos decide ir a Red Stone y enfrentarse a Corbis en persona. El personaje de Corbis corre a cargo de Ernest Borgnine y no demora mucho más para que sepamos que es el líder de una secta de adoradores de Satanás y que el libro que busca le fue arrebatado 300 años atrás y en él están registrados los nombres de aquellos que le habían vendido el alma al diablo. A Mark se le ocurre la brillante idea de apostar contra Corbis que él será capaz de entrar a su templo de satanistas y salir intacto. Si lo consigue Corbis le devolverá a sus padres, pero de lo contrario tendrá que entregarle el libro y su alma.


Como era de esperarse, Corbis resulta ser más astuto y poderoso de lo que Mark podía esperar y este pierde la apuesta. No obstante, a pesar de ese exceso de ingenuidad mostrado, tuvo el sentido común de no llevar el libro consigo y Corbis debe conformarse con solo adueñarse de su alma.

1.1.18

El ataúd del vampiro (1958)

Publicado por Marcel |

Inauguramos el año de reseñas con otra película de vampiros, en este caso de vuelta a Latinoamérica con cine mexicano y la continuación de El vampiro, producción que reseñamos meses atrás. Se trata de El ataúd del vampiro, película que reúne nuevamente a Abel Salazar, Ariadna Welter, Germán Robles y Alicia Montoya en sus roles originales, además de repetir Fernando Méndez y Ramón Obón en la dirección y el guión respectivamente.


La historia inicia con dos nuevos personajes dentro de esta historia, a quienes vemos profanando la tumba del conde de Lavud (Germán Robles). Uno de ellos es el doctor Mendoza (Guillermo Orea), que desea trasladar el ataúd al hospital donde trabaja para realizar diversos estudios en este cadáver después de todo lo que le contó su colega el doctor Enrique Saldívar (Abel Salazar); el otro es Barraza (Yerye Beirute), un malandrín que se gana la vida en actividades al margen de la ley como esta.


Si bien Barraza recibe una generosa suma de dinero por parte del doctor Mendoza, la codicia lo impulsa a querer apoderarse del medallón que porta el conde y para ello regresa al hospital cuando todos se han ido para hacerse con él. Para arrebatarle el medallón primero le saca la estaca que tenía en el pecho y, por supuesto, el vampiro vuelve a la vida.


El conde de Lavud sabe que todo vampiro necesita un Renfield, por ello no mata a Barraza sino que lo induce a un trance para dominar por completo su voluntad y hacer que cumpla sus órdenes y lo ayude a llevar a cabo su venganza contra aquellos que lo había reducido a ese estado.


Aunque en su venganza solo quiere matar a María Teresa (Alicia Montoya) y a Enrique. Sus planes hacia Marta (Ariadna Welter) siguen siendo los mismos que en la primera película: casarse con ella y hacerla su compañera por toda la eternidad.

La figura de Drácula sigue siendo la protagonista de nuestras últimas reseñas, aunque en esta oportunidad nos encontramos a full color y varias décadas más adelante. Se trata de Dracula vs. Frankenstein, película dirigida por Al Adamson y que fue la última película que realizaron los actores Lon Chaney Jr y J. Carrol Naish.


Como buena película de Adamson todo empieza de forma muy confusa. Primero vemos a un vampiro manipular un cadáver en el cementerio para después matar al cuidador del lugar, acto seguido vemos a una mujer en la playa que es decapitada de un hachazo, para dar paso a otra escena en la que otra mujer canta y baila acompañada por dos hombres.


La situación comienza a cobrar algo de sentido cuando descubrimos que esta mujer es una artista llamada Judith Fontaine (Regina Carrol) y que ha informado a las autoridades sobre la desaparición de su hermana Joan (la decapitada). La policía no le da demasiada importancia al caso debido a que Joan (Maria Lease) se había marchado de casa para vivir en una comunidad de hippies y asumen que estará en malos pasos o que simplemente no quiere ser encontrada.


La siguiente escena nos permite conocer al doctor Durea (J. Carrol Naish), un personaje que será trascendental para toda la trama de Dracula vs. Frankenstein. Durea habita en un parque de atracciones en el cual él está a cargo del "Emporio de criaturas", algo así como una casa del horror donde exhibe seres monstruosos y elementos de tortura y muerte.


Una noche el doctor Durea recibe la visita de un misterioso caballero del que rápidamente nota que no se refleja en el espejo. El visitante, sin mayores preámbulos, le indica que está al tanto de lo que está haciendo y a su vez le revela que sabe que su verdadero apellido es Frankenstein y que cayó en desgracia después de ser ridiculizado por sus colegas debido a sus estrafalarias investigaciones científicas. Acto seguido le informa que tiene en su poder los restos del monstruo de Frankenstein y le ordena tomar parte de una colaboración entre ambos en la que deberá revivir a la criatura.

Creo que nunca había visto un monstruo de Frankenstein con un aspecto tan descompuesto.

¿Y qué es lo que ha estado haciendo exactamente este descendiente de Frankenstein? Con la ayuda de Groton (Lon Chaney Jr.) captura mujeres que han sido previamente decapitadas con un hachazo para después revivirla gracias a la receta de la familia. La explicación es que ocurre una transformación molecular en estas mujeres al sufrir un trauma tan severo como lo es ser asesinadas con un hacha, y este cambio en su sangre sirve para generar un suero milagroso que hará que Durea pueda abandonar su silla de ruedas además de ayudar a sus amigos y volver invencible a Drácula.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...