Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

29.4.14

El Charro de las Calaveras (1965)

Publicado por Marcel |

El Charro de las Calaveras representó el debut como director de Alfredo Salazar, un nombre de gran relevancia dentro del cine mexicano de bajo presupuesto, siendo sus aportes más destacados como guionista. Ocupando ese rol contribuyó, por ejemplo, con obras como la trilogía de la momia azteca o la recientemente reseñada en este blog Santo en El tesoro de Drácula. En esta oportunidad también es suyo el guión, por lo que debemos considerarlo a él como el mayor responsable del resultado del producto.


Lamentablemente no encontré información sobre la historia detrás de esta película, ya que me habría gustado saber si se trata de una fallida serie de televisión que en la actualidad ha sido reeditada como película y distribuida en un DVD con una calidad de imagen bastante buena. Mi sospecha surge a raíz de que los casi 90 minutos de duración están divididos claramente en tres historias en las cuales el Charro debe enfrentarse a clásicos del terror como lo son el hombre lobo, el vampiro y el jinete sin cabeza.

En un recóndito lugar del México rural la población vive atemorizada por las muertes que ha venido cometiendo una criatura que solo ataca durante la luna llena y que ha sido bautizada como el "lobo humano". En ese mismo pueblo vive nuestro protagonista, el Charro de las Calaveras (Dagoberto Rodríguez), un misterioso enmascarado al estilo del Zorro que luego de que unos bandidos asesinaran a sus padres juró combatir el mal y decidió usar un antifaz porque él "representa a la justicia y la justicia no tiene cara". En medio de la amenaza simpatiza inmediatamente con el pequeño Perico (Gabriel Agrasánchez) y acepta su petición para quedarse a pasar la noche en compañía de su madre (Alicia Caro), su padrastro y el cuidador Cleofas (Pascual García Peña).


En un no tan inesperado giro en los acontecimientos pronto descubrimos que el lobo humano es nada más y nada menos que Luis Salvatierra (David Silva), padrastro de Perico. Al Charro tampoco le toma mucho más tiempo averiguarlo después de que una extraña mujer con aspecto de bruja y loca lo llevara al cementerio para que un muerto saliera de su tumba y le dijera "El actual lobo humano que asola esta región es don Luis Salvatierra".


Que todos lo sepamos no impide que el lobo humano acabe con la vida de la mamá de Perico, quedándose este totalmente desamparado por la coincidente desaparición de su padrastro. El Charro decide adoptarlo y se produce un último enfrentamiento entre él y la bestia. Fin.


¿Fin? ¡Pero si apenas va media hora de película! Ya va, ahora hay un vampiro en pantalla y acaba de matar a un inerme campesino. Ha dado inicio una segunda historia y vemos al trío sobreviviente de la primera yendo a caballo al pueblo de San Andrés, en donde están ocurriendo cosas muy extrañas. Pero ya va, no estamos viendo exactamente al trío sobreviviente, Perico ha sido reemplazado por otro niño y a Alfredo Salazar no se le ocurrió mejor cosa que un diálogo forzado entre el Charro y Cleofas:

- Ojalá estuviera Perico aquí.
- Ya sabes que se quedó en la escuela.


A partir de ese punto me pareció que incluso el actor que interpreta al héroe enmascarado era otro. Su uniforme era distinto, llevando ahora las calaveras en el pecho en lugar de en los brazos como en la primera historia, y ocultando su cabeza con una capucha a diferencia del pañuelo que solo tapaba su rostro. Opinión subjetiva o simple realidad, diría que incluso su voz era diferente.


La fórmula de esta segunda historia es similar a la primera. El Charro se enfrenta al vampiro, quien de paso ha raptado a María y la ha convertido en vampiresa para que lo ayude a derrotar a nuestro protagonista y lo acompañe por toda la eternidad. El Charro por su parte es ayudado torpemente por el temeroso Cleofas y el nuevo niño, pero al final el bien siempre triunfa y el trío de héroes se encuentra listo para una nueva aventura.


Si algo nos enseña esta película es que por aquellos años las zonas rurales de México eran azotadas por toda clase de personajes terroríficos y la tercera historia no hace más que confirmarlos. Un temible bandido apodado El chacal tenía sometido a todo un pueblo hasta que finalmente fue apresado y ejecutado. Un científico de esa época aprovechó que se trataba de un cadáver sin dolientes y robó su cabeza para estudiarla; desde entonces el jinete sin cabeza pena cada noche y mata a todo aquel que se atraviesa en su camino.


El argumento en este tercer episodio de las aventuras del Charro de las Calaveras es un poco más elaborado y nos presenta a una joven que ha heredado entre las pertenencias que le dejó su abuelo una caja que, para su angustia, contiene una cabeza humana. La cabeza habla y le exige ser devuelta a su cuerpo, algo con lo que está completamente de acuerdo esta mujer. Pero el cuerpo tiene otros planes, no quiere que la cabeza sea enterrada en suelo santo sino recuperarla y seguir sembrando el terror entre los habitantes del pueblo.


Afortunadamente nuestro intrépido protagonista se encontraba de paso por ese pueblo y apenas le contaron de la existencia de este jinete quiso comprobarlo por sí mismo. Aunque en esta oportunidad la situación se pondrá color de hormiga y requerirá de algo de ayuda divina para salir airoso del trance.


En cuanto a calidad cinematográfica el debut como director de Alfredo Salazar deja mucho que desear, pero estoy seguro que los amantes del cine mexicano más pintoresco lo encontrarán fascinante. Como elemento característico del mundo del cine de bajo presupuesto debo mencionar que si bien la mayoría de la acción transcurre en teoría de noche, en todos las escenas nocturnas se nota claramente que es de día por la sombra que genera cada personaje.

A falta de tráiler despedimos la reseña con el corrido "El Charro de las Calaveras" interpretado por el Trío Calaveras:

2 comentarios :

AZPERTI Villa Coapa dijo...

Excelente informacion
Hace poco la vi anunciada, me llama la atencion verla pero no se que tan buena sea, obviamente eran otros tiempos, gracias por el aporte al creador y mis felicitaciones hay cosa que no sedeben olvidar

Marcel dijo...

AZPERTI Villa Coapa, gracias por tu comentario. No es ninguna obra de arte, pero si te interesa verla te la puedo hacer llegar, déjame una dirección de correo a la que pueda escribirte.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...