Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

Este sábado hablaremos de L'uomo puma o The Pumaman, como es más conocida internacionalmente. Esta producción italiana dirigida por Alberto De Martino fue filmada en Londres y cuenta con un reparto internacional; en el papel suena como cine serio pero el 2.2/10 que tiene en IMDb la delata y nos augura una experiencia prometedora.


The Pumaman inicia con una imponente nave espacial que visita nuestro planeta, sobrevuela la zona donde se halla Stonehenge y allí deposita una máscara de oro. La voz en off de un extraterrestre nos anuncia que la máscara será protegida por su hijo, el primer hombre puma, un hombre-dios bendecido con los infinitos poderes del puma y cuyos hijos y los hijos de sus hijos heredarán esos poderes y continuarán con su misión.


En la siguiente escena conocemos al malo de esta historia, digno de un villano de alguna película de James Bond por sus atuendos y deseos de dominación mundial. Además se hace llamar Kobras a secas para completar los clichés de este personaje. Kobras es interpretado por Donald Pleasence y de algún modo que no nos es revelado ha logrado adueñarse de esta máscara y ha contratado a Jane Dobson (Sydne Rome) para interpretar las escrituras que en ella están grabadas.


Jane le cuenta más o menos lo mismo que sabemos nosotros desde la primera escena y se muestra muy emocionada ante este hallazgo que demostraría el contacto extraterrestre con la raza humana. Sin embargo Kobras no lo ve así, tras descubrir que la máscara se encuentra protegida por el hombre puma decide que la única solución posible es asesinar a este guardián para así poder usar la máscara a su antojo.

El rostro de la inocencia, no se imagina lo que viene.

¿Pero cómo ubicarlo? Lo único que saben es que es un estadounidense, hijo de un médico y que sus padres fallecieron en un accidente aéreo. Pues muy fácil, localizan hombres que encajen con ese perfil y los arrojan desde un piso alto, si mueren no era el que buscaban, pero si en cambio vuela y se salva, lo siguiente es asesinarlo.


Aunque Kobras no es el único tras la pista del elegido, un chamán azteca ha llegado a la universidad donde sospecha que él trabaja y tras observarlo un rato decide ponerlo a prueba. ¿El método? No estamos para perder tiempo, lo arroja desde el tercer piso y, afortunadamente para el paleontólogo Tony Farms (Walter George Alton), sobrevive ileso.


En este punto no puedo pasar por el alto el hecho de que por alguna razón este chamán azteca al que da vida Miguel Ángel Fuentes dice venir de los Andes y tiene nombre de futbolista brasilero: Vadinho.


Por supuesto en un primer momento nuestro protagonista se muestra escéptico y considera que Vadinho está loco, pero las circunstancias lo obligan a creer toda la historia y finalmente accede a ponerse el cinturón del Pumaman, el cual le conferirá todos los poderes propios de un puma: una excelente visión nocturna y la capacidad de... volar. Por qué mejor no hicieron una película sobre las aventuras de un hombre búho es algo que tendrían que responder Alberto De Martino y Massimo De Rita como responsables del guión.


Tony se muestra un tanto decepcionado con estos limitados poderes y también por la respuesta afirmativa que recibe de parte de Vadinho al preguntarle si las balas lo matarían. Pero con trabajo y dedicación hay lugar para la mejora, pronto Vadinho le enseña a meditar para alcanzar un estado que le permite teletransportarse. Asimismo desarrolla una fuerza descomunal que le permite romper paredes o destrozar el techo de un auto.


Pero hemos hablado largo y tendido y todavía no les he explicado por qué es importante que la máscara de oro no caiga en malas manos. Esta máscara ofrece la posibilidad de controlar la mente de los demás, solo basta con hablar detrás de ella y dar las instrucciones pertinentes. Ideal para los planes de dominación mundial.


Además, si entendí bien, incluye una especie de impresora 3D alienígena, porque después de adueñarse de la voluntad de una víctima se materializa el busto de esa persona. Una maravilla.


Saber cómo hará el Pumaman para sobreponerse a las adversidades y vencer a Kobras es una tarea que les dejo para que ustedes lo averigüen por sí solos. La película se encuentra disponible en YouTube subtitulada al español por si se animan a verla: https://youtu.be/Ih-6RTuWnl0. A pesar de las situaciones absurdas y los malos diálogos a mí me gustó más que lo que sugeriría ese 2.2/10, pienso que contaría con una puntuación más favorable de no tener unos efectos especiales tan pobres, especialmente en las escenas cuando el Pumaman vuela y ni hablar de la escena final con el helicóptero.

Antes de finalizar esta reseña debo agregar que Donald Pleasence no es el único actor de cierto renombre presente en The Pumaman, también tiene un pequeño papel Silvano Tranquilli, a quien ya había visto en algunos gialli, en esta ocasión interpreta al embajador de los Países Bajos y padre de Jane Dobson. Me pregunto si durante la filmación ya sospechaban el desastre que resultaría ser esta película. El mismo director Alberto De Martino admitió lo siguiente respecto a L'uomo puma: "La única película que hice mal en toda mi carrera".


Tráiler:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...