Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

18.11.13

Devil Dog: The Hound of Hell (1978)

Publicado por Marcel |

Hace casi dos años exactamente desde que reseñáramos la que hasta hoy era la única película hecha para televisión de la que hemos hablado en esta página, pero hoy ampliaremos esa sección al hablarles de esta producción de 1978 titulada Devil Dog: The Hound of Hell. La había visto hace algunos años en VHS, pero ahora, disponible en DVD y con subtítulos en español, la ocasión es propicia para darla a conocer.


Todo comienza con un grupo de extraños individuos vestidos de negro que contactan a un criador de perros para comprarle a su mejor perra, Lady, por 5 mil dólares. El propio criador percibe algo malo en las intenciones de estos personajes, pero ante tanto dinero prefiere no pensar demasiado en el asunto y les entrega la perra. Acto seguido descubrimos que su destino es una secta satánica adoradora de Barghest, un demonio que mil años atrás fue desterrado de la Tierra y enviado al infierno.

A la izquierda la sexy Martine Beswick, una de las chicas Bond en Thunderball.

Tras ese preámbulo pasamos a conocer a la familia protagonista de esta historia, un matrimonio formado por Mike (Richard Crenna) y Betty (Yvette Mimieux) y que tienen dos hijos como fruto de ese amor: Bonnie (Kim Richards) y Charlie (Ike Eisenmann). Había un quinto integrante en esta familia, Skipper, el perro mascota, pero apenas al empezar la película es atropellado por una camioneta negra, causándole un gran dolor a la pequeña Bonnie.

Al día siguiente es el décimo cumpleaños de Bonnie, pero la niña ha decidido cancelar toda celebración como consecuencia de la muerte de Skipper. No obstante, cuando sale de la casa junto a su hermano, se consiguen a un hombre que les obsequia un cachorro y ella automáticamente dice amarlo y que ese ha sido el mejor cumpleaños de toda su vida. Pobre Skipper, cuanta ingratitud por parte de esta mocosa.

Su sonrisa de pederasta hace que nadie sospeche que en realidad es un satánico.

Steven y Elinor Karpf no se anduvieron con muchos rodeos en el guión que escribieron para esta película y no tardamos mucho en ver a la primera víctima de este sabueso infernal. Quien para cumplir con todos los clichés posibles es latina, sirvienta de la familia, lleva un crucifijo y presiente la presencia de algo maligno en la nueva mascota. Evidentemente nadie le hace caso y no demora en encontrarse cara a cara con su trágico final.


La historia avanza un año completo y ya Lucky no es un cachorro, sus poderes han aumentado y todo aquel que intenta interponerse en su camino acaba falleciendo en misteriosas circunstancias. El único que pareciera ser inmune a las energías negativas de Lucky es Mike, quien de paso nota cómo su otrora amorosa familia ha cambiado y sus integrantes ahora se comportan como perfectos extraños, indolentes con quienes los rodean.


Desesperado, Mike acude al médico con la esperanza de que sea él el del problema, pero el doctor solo le receta unas vacaciones y unos tranquilizantes. Ante la falta de respuestas y su incapacidad para deshacerse de Lucky, Mike acude a fuentes más exóticas y la propietaria de una tienda esotérica relaciona su caso con la figura del Barghest y además le consigue una referencia a la demoníaca pintura realizada por sus hijos, relacionándola con otra que se encuentra en Quito, Ecuador.


Y así, sin más señas al respecto y por lo visto sin avisarle a nadie, Mike emprende el viaje a la capital de Ecuador y por fortuna da con la montaña en donde se encuentra la pintura. Su buena suerte no se detiene ahí, sino que el taxista que lo traslada hasta el lugar le informa que su bisabuelo, un hombre que ha pasado la vida recluido en las montañas, puede darle información sobre esa criatura. ¿Me creerían si les digo que todavía le espera un tercer golpe de suerte? ¡El anciano habla perfecto inglés! Fabuloso.

Este chamán le explica la peligrosidad de este demonio, que enfrentarlo podría costarle su propia alma, pero Mike no piensa permitir que su familia le sea arrebatada y este hombre le tatúa en su mano derecha una figura con la que podrá intentar vencer al Barghest y encerrarlo en el infierno por otros mil años.


Una película con algunos errores o al menos para no tomarla demasiando en serio, pero bastante entretenida para pasar el rato, en especial si son amantes de aquellas películas de los años '60 y '70 sobre cultos satánicos.

Trailer:



Parte delantera de la caja del VHS distribuido por Lightning Video:


0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...