Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

Nada mejor para la primera reseña del año que una película de The Asylum y nada mejor para inaugurar la categoría de The Asylum en este blog que comenzar con Mega Shark vs. Giant Octopus, primera película de ese estudio que obtiene tanta publicidad gratuita en internet así haya sido por las razones equivocadas.



The Asylum es una compañía que se dedica principalmente a sacar al mercado de video películas que poseen nombres similares a grandes blockbusters de Hollywood. Así por ejemplo podemos encontrar en su catálogo títulos como 2012: Supernova, Transmorphers: Fall of Man o Paranormal Entity; lo que hace bastante especial a esta cinta, no sólo por representar un poco de originalidad, sino también porque se convirtió en la primera producción de The Asylum en ser estrenada en cine.

Antes de entrar en materia sobre el contenido de la película les pido por favor que vean el siguiente video, no se trata del trailer sino de una escena que me marcó, ya he perdido la cuenta de todas las veces que la he repetido. Una vez que lo hayan visto comprenderán qué les espera con Mega Shark vs. Giant Octopus.



Enlace a MegaVideo en caso de que no cargue el reproductor


Argumento: como consecuencia del desprendimiento de unos bloques de hielo en el Polo Norte, dos criaturas prehistóricas son liberadas, desatándose el caos en el mar y el terror entre la población a nivel mundial.

La película tiene como atributos adicionales una cantidad innumerable de diálogos vacíos que intentan sonar profundos, citas de frases célebres que nada aportan a la trama y comentarios agudos y chistosos pronunciados nada más y nada menos que Lorenzo Lamas.


Y con ustedes: El Renegado

También hay una dosis importante de efectos especiales baratos, como por ejemplo la siguiente imagen en donde se aprecia el gusto del mega tiburón por las grandes obras de la ingeniería.




A pesar de las maravillas mencionadas, me sentía un poco defraudado porque durante la primera hora de video la acción se centra en los operativos militares desplegados por estadounidenses y japoneses para destruir al tiburón y al pulpo gigante. Sentí que había sido estafado con la promesa de un combate que nunca llegaría, pero afortunadamente el enfoque cambia para la última media hora y podemos disfrutar de este duelo de gigantes en todo el sentido de la palabra.




Puede que la película realmente sea un desastre, pero quienes en su día hayan disfrutado con Anaconda, no deberían dejar pasar por alto a Mega Shark vs. Giant Octopus.

2 comentarios :

Beatrixbeatricis dijo...

Yo siempre he tenido, o tenía cuando pasaban El Renegado, una relación amor-odio con Lorenzo Lamas, pero con Mega Shark vs Giant Octopus es amor puro y sincero xD Es que es tan acartonado en su papel de Federal retrógrado adicto a la energía nuclear que es imposible no adorar su personaje.

No puedo decir mucho más sobre la peli que no hayas comentado en tu reseña, aunque si algo me causó risa fue ver que las veces que aparecían o el tiburón o el pulpo siempre repetían la misma escena: el tiburón nadando de frente hacia la cámara o el ojo del pulpo xD Y me pude morir de risa primero con la escena del avión y el tiburón, y luego con los dibujos del pulpo hechos en Japón, nada que envidiarle al retrato hablado de la televisión boliviana, jajaja.

Un detalle ¿Por qué el pulpo escogió Japón y el tiburón a Estados Unidos? ¿Será por la obsesión nipona con las bestias de tentáculos? :P

Eso sí, a diferencia tuya, no me sentí timada por ver tantas escenas de las estrategias militares. Si bien el espectáculo es ver a las dos bestias matándose, eran tan absurdos los planes, y tan fuera de tono la historia sentimental que surgió en medio, que me resultaron minutos igual de geniales que los de la batalla final.

Peliculón, sí que sí.

Marta dijo...

hola quisera la serie el renegado

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...