Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

14.2.11

The Deadly Mantis (1957)

Publicado por Marcel |

Toca hoy hablar de un clásico del cine B, la típica película de monstruos nacida en la década del 50, con científicos y militares carismáticos, mujeres que necesitan ser cargadas bajo cualquier pretexto y todo envuelto por un aire de bajo presupuesto que no por ello hace menos entretenida a la película. Con ustedes mis queridos lectores, The Deadly Mantis.


El comienzo de la película es muy similar al visto en Mega Shark vs. Giant Octopus, siendo testigos de un deshielo en el Polo Norte que libera a una criatura prehistórica. Aunque claro, con la candidez que caracterizaba a las cintas de ciencia ficción de la época: el infaltable narrador hablando sobre Newton y su ley de acción y reacción a manera introductoria de una erupción volcánica que seguidamente repercute en el mencionado Polo. Igualmente se nos habla del apasionante sistema de radares desplegado desde la frontera con Canadá hasta el círculo polar ártico.


Seguidamente somos llevados a una pequeña estación meteorológica en donde los operadores detectan una señal intermitente en el radar, para acto seguido oír un fuerte zumbido acompañado por una vestica. Instantes después sólo quedan las ruinas de la estación y en la base militar ubicada en el Polo Norte surgen las primeras sospechas respecto a qué estará ocurriendo en realidad.


Luego de producirse otro de esos misterioros incidentes, de nuevo incluyendo la desaparición de los humanos presentes, el Coronel Parkman llega al lugar de los hechos y encuentra algo bastante peculiar:


Tras echarle un vistazo deciden trasladar el asunto al Alto Mando Militar, que opta por convocar a un grupo conformado por los científicos más eminentes del país, quienes a su vez tampoco logran dar mayor información sobre el hallazgo. Es allí donde entra en escena un paleontólogo del Museo de Historia Natural, el doctor Nedrick Jackson. El bueno de Ned no pierde el tiempo como sus colegas y valiéndose únicamente de una gran lupa va descartando las distintas opciones para finalmente concluir que la criatura que buscan se trata de un insecto gigante.

Aproximando por aquí y por allá, tomando el espolón como punto de partida y teniendo en cuenta que este insecto gigante debe ser carnívoro, lo que mejor se ajusta con la descripción del sospechoso es una mantis religiosa. Todo esto da pie al segundo momento de aprendizaje científico. Ned nos habla de insectos milenarios preservados en ámbar, procesos de congelación lo suficientemente rápidos como para preservar la estructura del protoplasma de las células y por ende la vida, etc


Si bien ya es algo saber a qué se están enfrentando, los militares se encuentran prácticamente igual que al principio, puesto que nada de lo que intentan pareciera tener efecto sobre esta mantis prehistórica. Al menos logran avanzar otro poco al determinar el patrón de vuelo de la mantis: está viajando hacia el sur para establecerse en el Trópico. En conclusión, toca perseguirla y destruirla antes de que cause más daños.

Pobre mantis que no sabe lo que le espera.

Y ante la ineficacia de los pilotos más jóvenes, entra en escena nuevamente el Coronel Parkman para montarse él mismo en un avión y en modo kamikaze intentar ponerle fin a esta historia. Con la fortuna que habitualmente acompaña a los protagonistas de las películas, consigue hacerle daño a la criatura y vive para contarlo y para continuar planteándole batalla a este súper insecto.


Si bien no aparece registrado en la lista de errores de la película en IMDb, me atrevería a decir que noté uno: si bien la mantis religiosa está volando hacia el sur, en un momento se encuentra en Washington (puede verse el Pentágono) y hacia el final está en Manhattan. ¿Mi punto? Que Nueva York está al norte de Washington.


Pero ese es un detalle sin importancia, saben que simplemente tengo como vicio buscarle errores a las producciones de este estilo, realmente la película es muy entretenida y de visión obligada para todo amante del cine de ciencia ficción de los '50.

Trailer:

2 comentarios :

Ángel Ruiz dijo...

Estas pelis viejas de serie B son una caña. Interesante blog que puede que me sirva de inspiración cuando quiera buscar pelis para ver.

Marcel dijo...

Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Vuelve cuando gustes, realmente estas películas son buenísimas para pasar un rato por mucho que no destaquen en cuanto a la calidad de las actuaciones o la profundidad de la trama.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...