Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

5.12.10

Mad Mutilator (1983)

Publicado por Marcel |

Mad Mutilator, conocida entre sus amigos como Ogroff a secas, es una película tan extraña que por momentos me hizo dudar si N.G. Mount, su director, era un tipo más incompetente que Hal Warren o si por el contrario estaba contemplando la obra de un genio como Ingmar Bergman o Béla Tarr. Es más, al compararlo lo correcto sería situarlo a la par de Fritz Lang o Robert Wiene, porque la película es prácticamente muda y su hipnótica banda sonora la hace digna sucesora del expresionismo alemán.


La historia gira en torno a Ogroff, un hombre sumamente perturbado que habita en una humilde cabaña en el corazón de algún bosque francés. Allí pasa los días haciendo lo que más le gusta: matar a todo aquel que se le atraviese.


La película no sólo carece de diálogos, tampoco tiene trama. Es más, me atrevería a asegurar que tampoco tenía audio, pero algún alma caritativa decidió agregarlo durante la edición. Eso queda patente principalmente en dos momentos: en los primeros instantes de la película, cuando un hombre grita el nombre de una niña llamada Leticia, cada vez que la llama la música se detiene para dar paso a la voz del actor, el equipo técnico no fue capaz de conservar las dos pistas de audio. Más adelante, durante la única conversación medianamente fluida que tiene esta cinta, el audio de los diálogos entre el cardenal y la co-protagonista pierden sincronía con el video.

El cardenal con un gorrito tejido.

Pero volviendo al asunto de la carencia de trama, las escenas se suceden de forma inconexa y no existe una explicación directa para los distintos hechos que acontecen, algunos de ellos completamente absurdos. Por ejemplo la escena en donde la co-protagonista mata al suicida (así tal cual como lo leen), que solamente sirve como preámbulo para su encuentro con Ogroff. Allí luce asustada en un principio e intenta escapar, pero después como que se lo piensa mejor y opta por hacer vida de pareja junto a nuestro carismático psicópata.

Y hablando de encuentros sexuales, impagable la masturbación de Ogroff frotando su hacha.


Pero se le perdona, quién no va a a excitarse en una casita decorada como un taller mecánico.


Sepan excusarme por dispersarme de este modo, pero se trata de una producción con elementos tan variados que me cuesta abarcarlo todo. Pero volviendo a la vida de pareja de Ogroff, es justo decir que su chica se integra perfectamente al nidito de amor, colaborando desde la primera mañana con la disposición de los cadáveres del día. Todo aparentemente marcha de maravilla hasta que ella, haciendo gala de la típica curiosidad femenina, decide abrir la puerta del sótano que hasta ese entonces era cuidada con recelo por Ogroff. La apertura de dicha puerta permite que del sótano escape todo un batallón de zombies que inmediatamente empieza a devorarse a los vivos.


En base a unos recortes de prensa que aparecen minutos antes y por el casco de uno de ellos, pareciera que Ogroff y los zombies formaron parte del ejército en algún momento de sus vidas. Incluso Ogroff aparece como conderado por haber servido en la guerra, pero pregúntele a N.G. Mount en qué guerra habrá sido, porque siendo esta una película de 1983, nuestro antihéroe lucía muy joven para haber combatido a los nazis. Tampoco se explica en ningún momento cómo sus vidas se transformaron en eso.


Los mejores momentos en Mad Mutilator:
  • El hombre decapitado que a pesar de ello continúa caminando por unos instantes.


  • Ogroff persiguiendo a una de sus víctimas a cámara lenta mientras lleva a su lado una bicicleta. Simplemente hay que ver esa escena para comprender lo surrealista que es.

  • El niño que parecía estar a punto de ser sodomizado pero al final sólo es asesinado.


  • Ogroff cambiando momentáneamente el hacha por una sierra y cortándole las piernas a una víctima a pesar de que se ve que la sierra está apagada.

Si bien Mad Mutilator consiguió despertar mi interés de la forma suficiente como para tomarme el tiempo de escribir esta reseña, no me atrevo a decir que se las recomiendo. Digamos que Mad Mutilator debe ser vista solamente por los más valientes.

5 comentarios :

A58 dijo...

Hola, es la primera vez que me topo con tu blog y me ah parecido muy interesante esta pelicula, tendre que verla, bueno sigue con tu blog me ah gustado mucho.

Marcel dijo...

Hola, gracias por pasar y dejar un comentario. Si llegas a ver esta película espero que sea de tu agrado a pesar de lo rara que es.

Saludos.

A58 dijo...

por fin logre intentar ver esta pelicula...no lo logre a los 30 minutos tuve que quitarla es sumamente desesperante.

Marcel dijo...

Ni siquiera puedo decirte que después se pone mejor, todo es lo mismo jajaja.

A58 dijo...

Si eso me imagine de hecho antes de quitarla la pase rapidamente haber si entontraba algo interesante pero la busqueda fue fallida...

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...