Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

El color sigue ausente del mes de septiembre con la cuarta película al hilo en blanco y negro que reseñaremos. En esta ocasión se trata de una película de terror mexicana con algunos elementos de ciencia ficción titulada El monstruo resucitado, si bien este DVD tenía los títulos en italiano y aparecía bajo el nombre de "Il mostruoso dottor Crimen" (El monstruoso doctor Crimen).


Nora (Miroslava) trabaja como periodista en un monótono pueblito en el que nada sucede y le comenta a su jefe, el señor Gherásimos (Fernando Wagner), que no aguanta más y que está considerando seriamente marcharse. El Sr. Gherásimos se lo toma con tranquilidad y sabiduría y le sugiere que empiece a fijarse en los pequeños detalles, que cualquier pequeñez puede encerrar una historia grandiosa y le pone como ejemplo un anuncio que lleva publicándose en su diario desde hace un año, en el que un hombre busca a la mujer ideal para compartir su vida y su fortuna.


El anuncio consigue captar la atención de Nora y al responderlo es citada al muelle Nº 4 para encontrarse con su autor, quien resulta ser un misterioso hombre que oculta su rostro con la ayuda de un sombrero, una capucha y unos anteojos. Tan desesperada está por salir de la rutina que le resta importancia a ese hecho y acepta marcharse con este hombre a su casa para someterse a cierta prueba. Para su asombro y absoluto terror ese arrojo la lleva a la puerta del cementerio del pueblo, aunque nuestro enmascarado la tranquiliza diciéndole que simplemente ese es el único camino posible hacia su castillo y reanudan la marcha.


En su morada el hombre se presenta como Hermann Ling (José María Linares-Rivas), un afamado científico que las autoridades creen fallecido desde hace 30 años pero en realidad solo ha decidido llevar una vida de reclusión para evitar las burlas y el rechazo que genera su deformidad. Lo que sigue es un momento muy parecido al vivido unos años antes en The Phantom of the Opera cuando vemos a Lon Chaney sin la máscara y Mary Philbin no puede sobreponerse a la repulsión que le supone su aspecto, rompiéndose el encanto y cualquier posibilidad de amor redentor. En este caso no es Nora quien permite que la curiosidad venza a la prudencia, pero el efecto es similar y se desvanece.


A pesar de la mala impresión inicial, Nora consigue recomponerse y dedicarle unas dulces palabras al científico, disuadiéndolo de su plan de vengarse de toda la raza humana y convenciéndolo de poner su talento y conocimiento al servicio del prójimo. Ling accede creyendo que ha encontrado el amor, pero al día siguiente descubre a Nora contándole al Sr. Gherásimos todos sus planes sobre escribir una gran historia a costillas de este hombre de apariencia repugnante y en consecuencia vuelve a llenarse de odio y a jurar venganza.


En este punto de la historia es donde entran en escena los elementos de ciencia ficción, puesto que Hermann Ling idea un plan que implica devolverle la vida al cadáver de un apuesto joven recién fallecido para controlar su mente y hacerlo asesinar mujeres. No se dan detalles del proceso de reanimación pero es llevado a cabo al más puro estilo de Frankenstein e incluye la típica exclamación de "¡Vive! ¡Vive!". Una vez que se demuestra válido para labores homicidas nuestro siniestro doctor le confía la tarea de seducir a Nora y conducirla de vuelta al castillo para acabar con su vida o desfigurarla, lo que ella elija.


Como pueden apreciar se trata de una película de lo más variada y entretenida. Pueden verla directamente en YouTube, si bien esa copia no es de muy buena calidad: youtu.be/_cWSmvUjWsw.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...