Películas B

Las producciones más geniales del séptimo arte

9.11.14

Los Super Bonaerenses (2014)

Posted by Marcel |

Finalmente está aquí Los Super Bonaerenses, uno de los estrenos más esperados del 2014, la más reciente producción de Gorevision que tras un éxito rotundo con sus dos funciones en el festival Buenos Aires Rojo Sangre tenemos la oportunidad de reseñarla gracias a que su director, Germán Magariños, nos ha hecho llegar una copia.


Orella (Vic Cicuta) y Cayalot (Paul Divano) son los Super Bonaerenses, un par de policías decididos a llegar hasta las últimas consecuencias para desmontar una red de narcotráfico que dirige Julio César Cerezo alias "Alitas" (Ramón Caribe) desde el edificio Rodríguez. No obstante, sus inicios como compañeros están lejos de haber sido idílicos. Antonio Cayalot es un oficial con problemas de bebida y otros vicios que contrastan de lleno con la rectitud que transmite Orella, oficial que desde hace años trabaja en la comisaría a la que Cayalot acaba de ser transferido.

Tony Cayalot, pura clase de principio a fin.

Orella de paso no termina de recuperarse de la muerte de su anterior compañero, acontecimiento que le ha dejado un ridículo tic que le hace tirar besitos cuando se pone nervioso.


Es ese turbio comportamiento de Cayalot el que los conduce al edificio Rodríguez, el centro de operaciones de Alitas. Cayalot se presenta con la maleta que birló en la fallida redada a Puntini (Pablo Marini), quién sabe con qué oscuras intenciones, y Orella lo sigue sigilosamente con la intención de confirmar la deshonestidad de su nuevo compañero. Aunque ese plan inicial no tarda en quedar en segundo plano cuando descubren que Alitas ha ordenado cerrar todos los accesos al edificio tras descubrir que dos policías han ingresado a sus dominios.

Nadie puede traicionar a Alitas y vivir para contarlo.

A partir de ahí nuestros dos héroes se ven inmersos en un submundo plagado de "faloperos, zurdos, homosexuales y pedófilos deformes" en una carrera contra el tiempo por encontrar una salida antes de que Alitas y las hordas comandadas por su mano derecha, Avellana (Julieta Grimaldo), los encuentren a ellos.

3.11.14

Run Swinger Run! (1967)

Posted by Marcel |

Nada como iniciar el mes con la reseña de una película que desde antes de verla sabía que sería mala, pero mala divertida producto de un cúmulo de circunstancias tales como el bajo presupuesto, un argumento absurdo y pésimas actuaciones. No es que tenga dotes adivinatorias sino simplemente esa ha sido mi experiencia con casi todas las películas de Something Weird Video que he visto.


En el caso de Run Swinger Run!, mi segunda película de Barry Mahon tras haber visto hace algún tiempo A Good Time with a Bad Girl, la acción comienza con una jovencita que ve interrumpida su sesión de bronceado topless por la intervención de un francotirador, tras la cual debe huir rápidamente del lugar para ponerse a salvo.


En una gasolinera le pide un aventón a un hombre al que pocos minutos después le cuenta la historia de su vida y de ese modo comprendemos cómo terminó Laura (Elizabeth Bing) en esa situación. Descubrimos que fue violada por uno de los huéspedes de la pensión que administraba su madre y así como vimos hace unos meses en Two Girls for a Madman, es lo más común del mundo que una mujer al ser violada termine disfrutando el acto y Laura no escapa a ese comportamiento.


Avergonzada por lo que sucedió se marcha de su casa y busca la ayuda de Mary, una amiga de su madre que le ofreció servirle de ayuda en cualquier momento de su vida que se le presentara la necesidad. ¿El detalle? Que Mary en ese momento se encuentra organizando una red de distribución de drogas entre estudiantes de secundaria e inmediatamente decide emplear a Laura para tal fin. Nuestra protagonista podrá ser una viciosa del sexo pero es una chica con principios y a la primera oportunidad se escabulle para no formar parte de una actividad tan turbia.


El siguiente paso de Laura es buscar un empleo y hospedarse en un hotel. Allí es abordada por Schneider (Vincent Van Lynn), un hombre que le comenta que su empresa está buscando señoritas inteligentes, bonitas y responsables para un empleo que paga mil dólares a la semana. Ya se podrán imaginar ustedes de qué clase de trabajo se trata.

Así como Boris Karloff y John Carradine en el ocaso de sus carreras probaron suerte en pequeñas producciones en suelo mexicano, Paul Naschy también se animó a trabajar en Latinoamérica y en el año 2005 participó en esta extravagante producción brasilera titulada Um Lobisomem na Amazônia.


La acción inicia con una pareja siendo perseguida y asesinada en el bosque por una criatura que debido al título de la película asumimos que es un hombre lobo. Seguidamente tenemos a Paul Naschy hablando con su fiel asistente Zoltan (Guará Rodrigues) sobre la maravillosa oportunidad que tienen al poder trabajar en un punto del Amazonas de difícil acceso. Su personaje es el típico científico loco propio de las películas de ciencia ficción de los años 50, alardea de saberlo todo acerca de los aminoácidos y que eso le permitirá crear vida a su antojo. De hecho Zoltan es mitad hombre, mitad bestia y parece que ha sido este científico el responsable de su creación.


Es evidente que este personaje es un hombre de grandes horizontes y así nos lo confirma su adoración por la obra de Adolf Hitler, en especial los trabajos relacionados con la eugenesia a cargo del Dr. Mengele, de quien posee un diario con los detalles de los experimentos más secretos que realizó en los campos de concentración. Pero el alumno siempre supera al maestro y con absoluta seguridad afirma: "Mengele era un genio pero yo le he superado".


Pero es hora de ponerle nombre al personaje de Paul Naschy, ¿no les parece? En un principio mientras rememora qué lo llevó al Amazonas menciona que en su día tuvo una isla, pero que fue destruida cuando sus mutantes lo traicionaron. Más adelante Pentesiléia (Joana Medeiros), la reina de unas amazonas también creadas en laboratorio, es la primera en llamarlo por su nombre y le dice... Moreau.


Podría decirse que la película tiene tres historias simultáneas que eventualmente convergen al pasar la marca de los 40 minutos. En primer lugar tenemos a este ambicioso científico con la meta de perfeccionar su técnica de crear vida así como también curar la terrible enfermedad que lo consume, luego está la investigación policial en torno a las muertes que vemos en la escena de apertura, y por último, un grupo conformado por cinco jóvenes y su guía que van a un sitio conocido como "El claro del infierno" para hacer turismo y probar una planta alucinógena llamada daime.

6.10.14

Vendetta dal futuro (1986)

Posted by Marcel |

Abrimos el mes de octubre con una película que derrocha testosterona por todos lados. Un largometraje cuyo visionado hace crecer el pelo en el pecho incluso a mujeres y niños. Se trata de Vendetta dal futuro del director Sergio Martino, aunque es mejor conocida bajo los títulos de Atomic Cyborg, Hands of Steel o Return of the Terminator. En España fue llamada Destroyer: brazo de acero.


Corre el año 1997 y en un planeta Tierra con pocas oportunidades para sus habitantes y en donde las lluvias ácidas entran dentro de lo habitual, Paco Queruak (Daniel Greene) es enviado a asesinar a un revolucionario ciego y paralítico (rebuscado recurso de Martino para que no pueda huir pero tampoco identificar a su agresor), sin embargo, a última hora se arrepiente y solo lo deja malherido. Para asombro de los cuerpos de seguridad Paco consigue eludir todas las barreras y escapa con rumbo desconocido.


Buscando reencontrarse consigo mismo o algo así Paco termina en Arizona, donde es acogido por Linda (Janet Agren), la dueña de un aislado motel de carretera que suele ser frecuentado por camioneros y parejas ansiosas de un rapidín en medio del desierto.


Conforme avanza la trama descubrimos que Paco no es un sicario cualquiera sino que se trata de un cyborg creado bajo órdenes del ambicioso industrial Francis Turner (John Saxon), un tipo que no se anda con chiquitas a la hora de dar órdenes y eliminar a quienes no sean capaces de llevarlas a cabo exitosamente.


El tema este del cyborg no podemos tratarlo así a la ligera. Es evidente que Sergio Martino buscó aprovechar un elemento muy similar al que nos había dejado James Cameron con Terminator dos años antes, incluso repite la escena de autoreparación en el brazo; pero Paco Queruak no es un robot con aspecto humano, se trata de una persona que sufrió un grave accidente que lo llevó a las puertas de la muerte, de donde fue rescatado por el profesor Olster (Donald O'Brien) reemplazando 70% de su cuerpo con partes robóticas. Algo así como Robocop pero sin el exoesqueleto y recordemos que Robocop es posterior a esta producción.


Fue precisamente ese 30% humano que todavía forma parte de Paco lo que hizo que no fuera capaz de asesinar al reverendo Arthur Mosely (Franco Fantasia). El incidente entre Paco y Mosely además da pie a una muestra de tecnología futurista vista con los ojos de los años 80 en la escena en que los policías analizan qué arma pudo haber golpeado a la víctima según el patrón de la lesión.

El día de hoy tenemos otra película fruto de la colaboración de dos genios como Champagne Oyarbide y su pareja, Alan Smithee. Al igual que en el caso de Nosferatu en esta parodia gay de Frankenstein repiten en el reparto actoral figuras como Vic Cicuta, Ramón Cordero y Paul Divano.

Con el uso de Comic Sans los subversivos Oyarbide y Smithee demostraban atreverse a todo.

En un pueblo sin nombre en donde se encuentra radicado el sobrino-nieto del famoso Dr. Frankenstein hay una peste rosa que está acabando con todos los homosexuales para delicia de este eminente científico, quien odia a los gays más que a nada en la vida. Además este flujo masivo de cadáveres frescos son una gran oportunidad para sus investigaciones, por lo que le ordena a su fiel Igor (Ezequiel Piñeyro) que desentierre algunos cuerpos para continuar con su obra.


A su mansión llega un día una pareja de forasteros llevados hasta allí por la gran fama que posee el Dr. Frankenstein (Vic Cicuta/Víctor Melman), seguros de que solo él será capaz de revertir la esterilidad de la pobre y maltratada Adelaida (Paul Divano/Ronnie Capraro) y darle así el hijo que tanto ansía Rudo Hardon (Ramón Cordero). La tarea se muestra más complicada de lo que parecía inicialmente y, a pesar de colocarle con éxito un nuevo busto a Adelaida, la operación concluye con un rotundo fracaso al fallecer la criatura que había nacido de forma prematura.

16.9.14

Fatal Passion (1995)

Posted by Marcel |

Es hora de ponerle algo de color a este blog y la película encargada será Fatal Passion, un thriller erótico de los años 90 con Lisa Comshaw en el papel principal y Clayton Norcross y Cynthia Rothrock como personajes secundarios.


Rebecca Barlow (Lisa Comshaw) es una artista que se ha hecho famosa gracias a unos cuadros que destacan por transmitir sensaciones extremas de violencia y miedo según palabras de sus admiradores, o caer simplemente en lo vulgar y grotesco en opinión de sus detractores. El secreto de este arte transgresor está en el uso de los rojos, concretamente el rojo sangre.


Nuestra Rebecca no está del todo bien de la cabeza y emplea su tiempo libre en seducir hombres que lleva a su taller donde los asesina después de copular. Digamos que es algo así como una mantis religiosa con talento para el arte. En las tareas de empaquetado y limpieza es ayudada por su hermano Tommy (Steve Vaughn), un joven que pareciera presentar un retraso mental y que se encuentra totalmente subordinado a Rebecca.

El color sigue ausente del mes de septiembre con la cuarta película al hilo en blanco y negro que reseñaremos. En esta ocasión se trata de una película de terror mexicana con algunos elementos de ciencia ficción titulada El monstruo resucitado, si bien este DVD tenía los títulos en italiano y aparecía bajo el nombre de "Il mostruoso dottor Crimen" (El monstruoso doctor Crimen).


Nora (Miroslava) trabaja como periodista en un monótono pueblito en el que nada sucede y le comenta a su jefe, el señor Gherásimos (Fernando Wagner), que no aguanta más y que está considerando seriamente marcharse. El Sr. Gherásimos se lo toma con tranquilidad y sabiduría y le sugiere que empiece a fijarse en los pequeños detalles, que cualquier pequeñez puede encerrar una historia grandiosa y le pone como ejemplo un anuncio que lleva publicándose en su diario desde hace un año, en el que un hombre busca a la mujer ideal para compartir su vida y su fortuna.


El anuncio consigue captar la atención de Nora y al responderlo es citada al muelle Nº 4 para encontrarse con su autor, quien resulta ser un misterioso hombre que oculta su rostro con la ayuda de un sombrero, una capucha y unos anteojos. Tan desesperada está por salir de la rutina que le resta importancia a ese hecho y acepta marcharse con este hombre a su casa para someterse a cierta prueba. Para su asombro y absoluto terror ese arrojo la lleva a la puerta del cementerio del pueblo, aunque nuestro enmascarado la tranquiliza diciéndole que simplemente ese es el único camino posible hacia su castillo y reanudan la marcha.


En su morada el hombre se presenta como Hermann Ling (José María Linares-Rivas), un afamado científico que las autoridades creen fallecido desde hace 30 años pero en realidad solo ha decidido llevar una vida de reclusión para evitar las burlas y el rechazo que genera su deformidad. Lo que sigue es un momento muy parecido al vivido unos años antes en The Phantom of the Opera cuando vemos a Lon Chaney sin la máscara y Mary Philbin no puede sobreponerse a la repulsión que le supone su aspecto, rompiéndose el encanto y cualquier posibilidad de amor redentor. En este caso no es Nora quien permite que la curiosidad venza a la prudencia, pero el efecto es similar y se desvanece.

9.9.14

House of Horrors (1946)

Posted by Marcel |

Seguimos rememorando los clásicos del terror de Universal con House of Horrors, una breve película dirigida por Jean Yarbrough bajo un guión de George Bricker y Dwight V. Babcock.


Marcel De Lange (Martin Kosleck) es un escultor de poca monta que acaba de ver cómo la negativa y desproporcionada crítica de Holmes Harmon (Alan Napier) ha echado por tierra una posible venta y de ese modo lo ha condenado a seguir pasando toda clase de penurias. Cansado de una vida que no le brinda ni siquiera unas monedas para comprar algo de comer, decide ir al muelle para arrojarse al mar y ponerle punto final a su existencia, pero la presencia de un hombre en las aguas lo desvía de su plan inicial y termina cautivado por completo con las imperfecciones de la humanidad del extraño.


A partir de la imagen anterior muchos de ustedes ya habrán identificado qué icono del cine de terror participa en House of Horrors: el gran Rondo Hatton, quien lamentablemente falleció un par de meses antes del estreno de la película a consecuencia de un infarto. El plan de Universal era darle mayor relevancia a Hatton explotando la deformidad que le había ocasionado la acromegalia, pero la figura de The Creeper que había debutado en 1944 como un personaje secundario en la película de Sherlock Holmes The Pearl of Death apenas tendría otra aparición en The Brute Man, también póstuma.


Las autoridades creían que The Creeper (El aniquilador en los subtítulos en español) había muerto ahogado, si bien su cuerpo nunca fue recuperado, por lo que en un principio cuando el cadáver de una prostituta y del crítico Harmon son hallados con la columna vertebral rota no se atreven a hacer la conexión aunque ese fuera el modus operandi de este criminal de fuerza sobrehumana.

6.9.14

Hysteria (1965)

Posted by Marcel |

Proseguimos con las reseñas de septiembre con otra película en blanco y negro y, al igual que en el caso de The Mad Ghoul, producida por un famoso estudio, siendo en esta oportunidad un largometraje de los estudios Hammer. Hysteria contó con la dirección de Freddie Francis y un guión de Jimmy Sangster, dos nombres famosos tanto para esta compañía británica como para el mundo del cine B en general.

Solo para adultos, ya saben.

En un consultorio vemos a un hombre ser atendido por un médico que intenta ayudarlo a recordar. En los siguientes minutos descubrimos que este hombre (Robert Webber) se vio involucrado en un fuerte accidente que entre sus secuelas le dejó una fractura de cráneo y una pérdida total de su memoria, por lo que ni siquiera recuerda su nombre.


Debido a que cuando lo encontraron llevaba en su cuello una medalla de San Cristóbal, el personal médico decidió rebautizarlo como Christopher, acompañándolo de un apellido bastante común como lo es Smith. Aparte de esa medalla lo otro que hallaron entre sus pertenencias fue la foto de una mujer y toma eso como punto de partida para intentar desenmarañar el misterio en torno a su pasado.


No es una tarea sencilla y ya su médico le había advertido de las posibilidades de sufrir alucinaciones, las cuales empiezan a manifestarse primero en forma de gritos que oye en el deshabitado apartamento contiguo y luego viendo una ducha en funcionamiento y un cuchillo ensangrentado en ese mismo lugar. Contribuye al misterio el hecho de que este apartamento donde Christopher Smith fue instalado sea cortesía de un secreto benefactor que asimismo costeó todo su tratamiento médico.


El misterioso benefactor resulta ser nada más y nada menos que la mujer de la foto, quien una noche se presenta en el edificio y le anuncia a Christopher que ella es Denise James (Lelia Goldoni), dueña del inmueble y viuda del hombre que falleció en el accidente. Denise ha decidido hacerse cargo de Christopher porque considera que su marido, con sus problemas de bebida, fue el culpable de la colisión, así que además de cubrir sus gastos piensa ayudarlo a hacer memoria regresando al lugar del infortunio.

Retrocedemos hasta los años '40 y volvemos al cine en blanco y negro para reseñar The Mad Ghoul, una película de los estudios Universal dirigida por James P. Hogan, siguiendo un guión de Brenda Weisberg y Paul Gangelin.


Como era habitual en las películas de aquellos años, el argumento va directo al grano y la historia da inicio con una clase de química en la que el Dr. Albert Morris (George Zucco) les cuenta a sus alumnos sobre un gas venenoso que empleaban los mayas, si bien ellos no lo usaban para matar sino para llevar a la víctima a un estado de muerto en vida o vivo en la muerte, como ustedes prefieran.

Hermoso mural maya.

Al finalizar la clase el Dr. Morris se queda con Ted Allison (David Bruce), uno de sus mejores alumnos, a quien le explica que ha conseguido reproducir en el laboratorio ese mismo gas de los mayas y que durante las vacaciones buscará perfeccionar su descubrimiento antes de hacerlo público, así como también desarrollar un antídoto que le permita revertir los efectos del gas y devolver al sujeto a la normalidad. La explicación tiene una razón de ser y concluye con una invitación para que Ted se convierta en su asistente, a lo que él acepta con entusiasmo.


Tras un primer día de trabajo con grandes avances, el Dr. Morris le propone celebrar esa noche en su casa, extendiéndole además la invitación a la prometida de Ted, Isabel Lewis (Evelyn Ankers), una reconocida cantante que en unos días iniciará una pequeña gira de conciertos. En un momento de la velada en que el doctor se queda a solas con Isabel, le comenta que la nota apesadumbrada, a lo que ella responde confesándole que ya no ama a Ted y que está buscando la forma de terminar la relación sin herirlo. El mezquino científico se pone de parte de Isabel y agrega que ella lo que necesita es un hombre de mundo, alguien con experiencia. Isabel no capta la indirecta pero acepta gustosamente cualquier ayuda que pueda ofrecerle el profesor Morris.

Pobre Ted, ajeno al complot que se cuece a sus espaldas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Subscribe